FNE desestima responsabilidad de funcionarios o ex funcionarios en filtración de documento confidencial

Home / Blog article: FNE desestima responsabilidad de funcionarios o ex funcionarios en filtración de documento confidencial

30 / 01 / 2017

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) concluyó el sumario administrativo iniciado el pasado 20 de diciembre, tras la publicación de información contenida en un documento confidencial vinculado a la causa ROL C-299-2015, “Requerimiento de la FNE contra CMPC Tissue S.A. y Otra”, por parte del diario La Tercera.

La investigación fue ordenada por el Fiscal Nacional Económico, Felipe Irarrázabal, con el objetivo de despejar eventuales responsabilidades de funcionarios de la institución en este hecho. Por ello, la indagatoria se centró en acreditar la trazabilidad del documento al interior de la Fiscalía y el destino que éste tuvo fuera de las dependencias de la institución en el marco de diligencias legales realizadas.

Al cierre del sumario, la FNE informó que “no es posible concluir que la filtración de la información que se investiga sea responsabilidad de algún funcionario o ex funcionario o persona que actualmente o en el pasado prestó servicios a la FNE”.

Asimismo, la investigación, que incluyó la toma de declaraciones a todos los funcionarios y ex funcionarios que tuvieron acceso al documento, concluyó que éstos respetaron “todos y cada uno de los protocolos de seguridad institucionales respecto al tratamiento de información confidencial”.

La Fiscalía también determinó en sus pesquisas que la publicación del diario La Tercera se basa efectivamente en la solicitud de exención de multa presentado por CMPC el 26 de junio de 2015, en el marco de la investigación por el llamado caso “Tissue”. Precisó, además, que el documento original se encuentra en custodia en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia y que poseen copia de él tanto la FNE como los representantes y ejecutivos de la empresa CMPC, además de funcionarios de la I. Corte de Apelaciones Santiago.

De acuerdo a las declaraciones prestadas por funcionarios y ex funcionarios, la solicitud de delación compensada de CMPC fue recibida por un equipo ad hoc constituido por cuatro profesionales de la Fiscalía para esos efectos. Una vez otorgado el beneficio por parte del Fiscal Nacional Económico, el documento se adjuntó al expediente de delación compensada, que fue traspasado a la Unidad Anti Carteles de la FNE.

Concluida la investigación realizada por este último equipo en el marco del llamado caso “Tissue”, el expediente fue enviado a la División Litigios, encargada de preparar el requerimiento contra CMPC Tissue y SCA Chile (ex Pisa), presentado el 27 de octubre de 2015 ante el TDLC.

De acuerdo al sumario, en cada uno de estos equipos, fue acotado el número de profesionales que accedió al documento. De hecho, el texto original, era mantenido bajo llave por el abogado a cargo de custodiar el expediente en cada una de las fases de la investigación, y al texto en formato digital únicamente podían acceder los funcionarios vinculados a la investigación, quienes estaban expresamente habilitados para ingresar a carpetas compartidas mediante una clave especial de acceso.

La FNE relata también en el sumario que en el marco de la investigación realizada por el caso “Tissue”, el documento fue presentado al TDLC el 11 de septiembre de 2015, junto a una solicitud previa para diligencia investigativa de entrada, registro e incautación, que fue autorizada el 15 de septiembre del mismo año.

Días más tarde, el 23 de septiembre de 2015, se acompañó copia del documento ante el Ministro de Turno de la I. Corte de Apelaciones de Santiago, como antecedente fundante de la petición de autorización para llevar a cabo medidas intrusivas.

Los funcionarios y ex funcionarios de la FNE que prestaron declaración en el sumario, coincidieron en señalar que han sido expresamente instruidos sobre las normas de reserva y confidencialidad en el tratamiento de la información y que son permanentemente capacitados sobre estas materias.

Por otra parte, la investigación interna permitió acreditar que no ha existido intromisión externa a los servidores de la FNE que hayan podido determinar alguna filtración de información de los mismos y detalló las medidas de seguridad con las que cuenta la FNE, entre ellas lector biométrico para el acceso, cámaras de vigilancia y alarma de intrusos, entre otras.

Ver Resolución aquí